domingo, 21 de septiembre de 2008

NOBLE CAUSA

El musmuqui es el único lugar que se me ocurre ir cuando quiero pensar, gracias a unas maniobras evasivas, estoy solo el día de hoy, miro a mi alrededor y solo alcanzo ver mis libros y papeles regados y otros que muchos días atrás doy por perdido, los vuelvo a encontrar, pero que por cuestión de tiempo ya se volvió basura, me gusta que mi cuarto este así, me gusta ver que escribo, me gusta ese desorden que para mí, es un orden, si mueven mi desorden, pierdo la noción de las cosas, cuando tratan de arreglar “ese desorden”, lo único que hacen es mas desorden.


Siempre voy al musmuqui, y creo que por buen tiempo lo seguiré haciendo, pero estoy pensando seriamente que esta vez, sea solo a probar los “tragos vírgenes”, estoy cansado, aburrido, y decepcionado, decepcionado y casi abatido, por los desazones de muchas personas, decepcionado de que cuando reclames algo, lo primero que sacan a flote es tu “amor a la causa”, similar cuando un profesor (u otro profesional) reclama sus derechos, y se choca con : “y tu vocación”?... pido una coca, y recuerdo lo que paso tiempo atrás:


Era un abrumador sol que caía sobre mis espaldas, caminando en busca de mis objetivos, no era difícil conseguirlo, a pesar de no tener todos los recursos, juntaba líderes, compartiendo muchas ideas, muchas veces en una plaza, en una iglesia (que por cierto tenía que rogar para que me dejen entrar) o simplemente en una casa de un voluntario joven.
Ya en aquel tiempo mi Jefe, quería que haga todo lo que el quería, no entendiendo este los sacrificios que el equipo hacia, deje empeñado mi computadora, y claro la perdí, vendí mis converse de cuero, y muchas veces me regresaba a pie, pero alegre por la “NOBLE CAUSA”


Siempre tratando de minimizar nuestras acciones, si algo salía mal, maquinaba la manera de que nosotros (equipo) parezcamos los culpables de todo, y si algo salía bien, era por él y solo él.
Es así como la “NOBLE CAUSA” se iba transformando en una palabra odiosa, chinchosa, y sin sentido, pero, empujado por esta noble causa, seguí trabajando, dejando mas de mí en lo que hacía por esta noble causa, que se fue convirtiendo en mi razón de vivir, así lo decidí, así lo creí. Antes de contactarme con este equipo, razón suficiente para seguir adelante, hasta el final


Esa noble causa, era resaltada de vez en cuando, no pedía nada de súper subvenciones ni cosas por el estilo, solo pedía que se reconozca la labor del equipo y obviamente de mi trabajo, en este proceso, me descuide por completo de las otras “regiones de mi vida” , daba el 120% de mi tiempo y dedicación a mi institución, que fue premiada con indiferencia, cosa que ya era normal para mi, cuando se me quiso delegar una responsabilidad, el primero que se negó fue, por supuesto mi jefe, (mi jefe, no líder) , yo siempre respetando las instancias, le escribí al respecto, pidiéndole sus opiniones sobre mi futura responsabilidad , su llamada fue instantánea (siempre responde con una llamada cuando le interesa, cuando no, simplemente no )


_Alo! Sr, jefe como esta?
_Hola M. como estas, mira, perdón… escucha, recibí tu mail, y me molesto algo al respecto
_que podría molestarle?
_no me moleste! Sino que me extraña el hecho de que no comentes nada al respecto, sabes y entiendes que en esta institución hay jerarquías cierto?
_si lo entiendo, por eso es que justamente le escribi
_no puedes tomar decisiones tu solo!
_pero no entiendo su negativa , si las nuevas decisiones son tomadas para que las cosas mejoren
_pero por que te apresuras, eso puede esperar, solo quiero que hagas las cosas así nomas
_mira Jefe, si la cosa es personal, para mi normal, si Ud. No quiere que yo no esté a cargo de esta responsabilidad, normal, pero que se delegue a alguien mas
_lo estudiaremos
_en fin, haga lo que sea.


Al día siguiente recibí un mail de mi jefe, reenviando a los más altos jefes, y a las demás personas que intervinieron desde un principio:
Decía :


“M, no puede asumir ese cargo, ya que está cumpliendo una excelente labor, y las expectativas para este año son más de su persona, por lo tanto no sería lo más adecuado que su atención se centre en otras cosas, que no sean las de ahora, para no menguar y entorpecer su (recalcando) su excelente labor


La hizo linda, no podía negar esa carta, me tiro flores y laureles… pero, la intensión de la carta era otra: simplemente sacarme de en medio.


La noble causa pudo más, y aun puede, sigo luchando, contra viento y marea, solo que esta ves, estoy tratando de que “las otras regiones de mi vida” sean complementadas, esta vez, estoy siguiendo la Universidad, y amando a mí amiga.
Pero cuando me parecía que todo iba bien, me encontré con mis declaraciones fuera de foco (cuando no?) pero esta vez, creo que el orden de lo que profiero estaba mal, cosa que no parecía en ese momento.


Dia sábado, celebrando el cumpleaños de V, muy amiga de C, en el musmuqui, en la rueda estaba además SUSAN, amiga de de v y W enamorado de V, W conocido mío hace años cuando estudiaba en la UNAP, y recientemente un buen amigo (con todos sus letras)
Empezaba la celebración y como para atinar en algún tema de conversación, hable sobre “el tercer elemento en una relación” , como siempre las mujeres son más sensibles que los hombres, y dispuse a decir cosas como: “solo soy más productivo” o el orden de mis preferencias “estudio, trabajo y al último a C.” cosa que para mí no era mas que decir las cosas importantes de mi vida mas no la importancia de las mismas, aquellas palabras pronunciadas causa un revuelo entre susan y yo! Que no podría y no puede y ojala que pueda algún día comprender, ya que no conoce y ni sabe mis labores por la noble causa, no sabe mis peligros expuestos y mas (que en una historia posteare durante el mes siguiente), y si no sabe nada sobre mí, no me parecía justo que de aquellas calificaciones fuera de contexto, pero que por cierto respetaba mucho lo que decía… la charla se extendió hasta las 3 am.


Quizás susan tenga razón, debería ordenar lo que profiero, pero lamentablemente es uno de los sacrificios de la noble causa que tendré que afrontar por el resto de mi vida.


Las nobles causas o mi noble causa, está por encima de mis consideraciones personales, y de ves en cuando, me recuerda lo que tengo que hacer, cuando veo un niño con una sonrisa amable, cojeando de un pie, con tono triste pero optimista ofreciéndote un caramelo, que te despide con tantas gracias, que sabes el motivo de que hayas nacido en esta tierra, donde lo paradójico se ve en cada esquina (rodeados de millones de litros de agua dulce y la gente corriendo y pelándose por unas cuantas gotas de ese liquido que cae de un camión cisterna… a 50 metros el rio mas grande del mundo)


Quiero auto engañarme, y decirme a mí mismo, que será fácil, pero sé que al final “lo bueno no es fácil”, pero por algo empezare, esta vez iré al inmortal musmuqui por unos “Tragos vírgenes”, coca..Ya fuiste!

1 dejaron el sueño, y COMENTARÒN:

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

Te devuelvo la visita, estimado Musmuy, jajajajaja!!!. He leído tus historias y están buenazas. Salvo que el tema de la ortografía y la gramática sean parte del atractivo, sólo me queda felicitarte y que sigas mejorando. Esa vida era la mía (las que cuentas). Ahora es otra. Un abrazo, y que el Señor te bendiga.