miércoles, 28 de enero de 2009

-DeCiSióN FaTaL-

La muerte nunca fue un tema de “tristeza”, al final todos terminamos de la misma manera, unos antes que otros, pero es esta muerte, la que mas tristeza me da .

Es fin de semana, viernes, el olor a libertad es placentero, ese olor a pescado, ese olor a mar, solo esta noche nos separa de la arena, es un verano en lima, en un barrio de chacarilla, la presión esta en su máximo esplendor (y que mas puedo esperar si me pagan por estudiar) .

La noche llega y cojo unas sandalias made in Ripley, un short made in gamarra y un polo made in Iquitos (que supongo hade venir de gamarra), unos polos extras, y el infaltable desodorante.
Suena el teléfono y corro las tres escaleras para contestar.

_Alo?
_alo, con el joven franz por favor
_ ya había conocido la voz de mi tía – departe de quien?-
_de su tía
_hola tía que tal, como estas? – queee? Como le voy a preguntar ¿Cómo estas? A alguien que tiene lupus Terminal? Eres un estupido franz.
_estoy bien hijo, aquí estoy con tu mama, y me dijo que mañana vendrías a visitarme con tu hermana, tu hermana llego ayer.
_ Si tía mañana me voy con mi hermana.
_ya hijo estoy choreandole el saldo a tu mamá, aquí te paso con la charito.
_ya tía, bye.
_alo hijo?
_si ma! Dime.
_a que hora vas a venir mañana, me dijiste que mañana vendrías!
_si ma! Mañana iré! No te preocupes!
_ya listo, antes que se acabe mi saldo, chau hijo
_ ya ma, bye

Mi tía de 55 años, enfermera de profesión, había caído enferma por una rara enfermedad (lupus) que se manifestó solo cuando ya estaba en estado Terminal, de tez trigueña con el cabello ondulado, muy buena, sobre todo conmigo, me acogió en su casa, cuando en mi casa ya no me acogían, me dio todo durante un mes antes de venir a estudiar en lima.

La mañana esta hermosa, el sol apenas abrió un ojo, el calor ya se siente en el aire, el día esta perfecto para ir a la playa. Pero, tengo que ir al hospital del empleado, no se donde queda, tengo que ir a visitar a mi tía, que me cuentan esta calva, mas delgada, pero siempre sonriente.

La llamada oportuna (o todo lo contrario) me alienta a tomar otra decisión.

_Alo?
_oe franz, ya pues apúrate hijo, tamos en tu vereda no escuchas el claxon?
_ptm, acaso yo me llamo . piiiip.pipppp… toca el timbre pe!
_apura webon!! Los demás ya están adelante.
_no podré ir, le prometí a mi tía que iría a visitarla hoy.
_ temprano vamos a volver, vamos numas, te va dar tiempo de ir a visitarla
_maldita duda – esta bien- pero que conste que me estas dando tu palabra ah!
_apura!! Ya!!!

Fatal decisión, maldita duda! No fue un ratito! Las chicas! La conversación y la noche fría hizo que ese ratito se expandiera hasta las 10 pm, no me quise quedar a dormir en la carpa de alguno de ellos, hubiera sido peor, no lo puedo negar, el día estaba perfecto, nada faltaba, las olas quedaban chicas con el desborde de alegría de aquel día, las chicas en bikinis, el calor, las chelas bien heladas, los puchos relajantes.

Volví a casa y mientras observaba ese desierto, y los cerros superpoblados, admirando la destreza de sus habitantes para hacer casas al borde del abismo, las luces de los autos de la vía contraria parecían estrellas fugaces .cerré mis ojos, y soñé con mi tía que caminaba tal cual como lo hacia antes, sin decir nada, me miraba y sonreía, se paseaba, sonreía a carcajadas en silencio, miles de sus gestos pasaban frente a mis ojos, me desperté vespertinamente, con el freno en seco del auto.

_que mierda pasa! –pregunté asustado-
_ Este webon se quedo dormido y casi le parte a ese maldito perro que se cruzo
_ ptm, le hubieras aplastado nomás webonazo!

El recorrido siguió esquivando unos camiones, un cuerpo al lado de la pista, un policía multando a un camión de carga que se le desbordaba la mercancía, un serranita vendiendo frunas, hasta llegar a la cuadra 4 de caminos del inca, frente a plaza vea.

Nos despedimos con gritos y un par de “no jodas”

Llegue a mi cuarto, y apenas pude darme un baño, hasta que la noche se encargo de someterme a ese mar de paz,… el domingo se abrió paso ente una neblina y una bocina del panadero. El cabello alborotado y con un tufo de los mil demonios, la billetera vacía y la tarjeta sin fondos

Salí a la Av. Caminos del Inca, entré a plaza vea, escogí la cajera que mas me gustaba y pague con un billete de 20 soles una coca cola personal, tome un taxi.

_ Buenas, cuanto al hospital del empleado?
_ 10 luquitas numas, solo por que eres mi paisano
_ ahhh? Tan rapido se dio cuenta que soy de Iquitos? Será mi dejo?

Pagué con sencillo, y después de un “gracias paisano” me pare en frente de ese gran edificio, enorme, con una puerta de entrada, cada quien compraba unas rosas o flores, alguna cosas para hacer sentir bien al enfermo.

_cuanto ta tus rosas seño?
_5 solcitos joven
_miro mi billetera y apenas me da – me da uno Sra.-

Entro después de hacer una cola al ascensor, malditasea que rapido es este ascensor, me quedo en el piso 5, y al dar unos pasos veo a mi hermana, que me mira con esos ojos acechantes, acusadores, mientras abraza a mi madre, que lloraba de forma silenciosa, me mira y me abraza, me dice que mi tía a muerto, que se ha muerto en la madrugada de hoy, y que me estaba esperando hasta las ultimas horas que cierran las entradas de visita, mi hermana en cambio me dice que soy una cagada por no venir, que soy un desgraciado.

No se que hacer, bajo por la escaleras y salgo sin decir nada, sin saludar a mis otros tíos que están subiendo a verla, tomo una combi y llego nueavemente a mi cuarto

El cuerpo fue regresado a Iquitos, donde la velaron dos noches, todos sus hijos y nietos estaban en su velorio, y como es obvio no pude estar.

Al regresar a Iquitos después de tres meses de lo sucedido, vi. por primera ves un video que mi hermana filmó aquel día sábado que no fui a visitarla, por ir a Asia con mis amigos

Su rostro emanaba felicidad, como diciendo mírenme, yo que estoy enferma, no me doy por vencida, mírenme y sonrían,


Las preguntas incesantes… donde esta franz? Me hacían aguantar la respiración y las lagrimas, me lamentaba tomar aquella decisión y no ir a ver a mi tía, La muerte nunca fue un tema de “tristeza”, al final todos terminamos de la misma manera, unos antes que otros, pero es esta muerte, la que más tristeza me da. Por el hecho de no poder acudir a mi tía cuando ella me lo pidió, y por no poder agradecerle lo mucho que hizo por mi.

10 dejaron el sueño, y COMENTARÒN:

marco dijo...

Nadie espera nunca un descenlace de ese tipo; uno siempre piensa que ya habrá más tiempo aunque por lo general no es así; a mí me pasó algo parecido. Meter la pata sin intención es parte del aprendisaje.

Un abrazo

angie dijo...

uy amix bien triste esta lo que escribiste,me dio mucha penita.

Troba dijo...

Una de esas astillas que todos llevamos siempre en el corazón...

Saludos!

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

Se te estaba extrañando. Las experiencias son las que nos hacen escribir.

Un abrazo.

JOHN dijo...

Suele pasar, ahora ya sabemos que no se debe de dejar pasar lo importante por lo urgente. buena historia.

Martín Wong dijo...

Tu acto fue condenable. Ahora tendrás que vivir con eso. Funda una escuela, regala tu plata, escribe una novela redentora o constrúyele un mausoleo a tu tía. Es todo lo que se puede hacer hoy en día.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

aprendizaje, marco, con "z" ¿cuándo vas a aprender?

Anónimo dijo...

Oye musmuqui, dejé un comentario aquí diciéndole al burro de tu amigo marco que aprenda de una vez a usar la "z" pero no la publicaste, no es insulto, es la simple verdad, así es que publica, no seas patero.

marco dijo...

jajaja, el polémico no pierde una!!! jajajajaja, la "z", un talón de aquiles que siempre se escabulle cuando uno, con la prisa sobre el lomo, no repara en su redacción, ....sorry! jeje


Un abrazo!

Anónimo dijo...

Marco, ya leí que estas de aniversario, un añito, felicidades, tas baby, cuando crezcas tal vez aprendas a poner las zetas donde corresponden. No hay que perder las esperanzas, aunque por ahí leí que es un problema del cerebro, hum... ya me parecías medio anormal, y este musmuqui te sigue los pasos, a veces ni se le entiende, será cuando escribe luego de salir del musmuqui después de varios uvachados... hum...

y no firmé como el polémico, ¿qué comes que adivinas? ay con este Marco, no es tan burro a veces.